• +56982716287
  • info@tuamigofiel.cl

FINALES FELICES: “Cada animal adoptado es un alma agradecida de por vida, ellos sienten igual como un niño, eres su héroe y los héroes no hieren”.

FINALES FELICES: “Cada animal adoptado es un alma agradecida de por vida, ellos sienten igual como un niño, eres su héroe y los héroes no hieren”.

Verónica adoptó a Flo el 2014 en nuestras Jornadas de Adopción en Vitacura, al comienzo le costó adaptarse a su nuevo hogar, era muy miedosa y tímida, sin embargo, con el tiempo comenzó a desarrollar una personalidad más fuerte, se puso regalona e independiente. ¡El amor traspasa fonteras!, actualmente Verónica y su marido se fueron un año a España para realizar un Máster, en medio de su viaje nos cuenta de dónde nace la idea de adoptar.

Flo viajando por Europa.

     ¿Cómo te enteraste de nuestra Jornada de Adopción?

Llevaba semanas con la idea de adoptar un perrito y mi marido no quería que comprara uno, entonces estuve mirando por la web, distintas fundaciones y organizaciones.Vivíamos en un departamento y no queríamos que fuera un perrito muy grande, ya que no contabamos con mucho espacio y tampoco queríamos que sufriera algún tipo de estrés. Ese día entre tanto buscar, me encontré con un anuncio en internet sobre las Jornadas de Adopción que realizaba el refugio,  con mi marido partimos de inmediato al Parque Bicentenario, íbamos sin mucha esperanza por la hora, pese a ello, conocimos a la que hoy consideramos“una más de la familia”.

 

     ¿Recuerdas cómo fueron los primeros días de adaptación de tu perrita?

Fueron terribles, recuerdo que cuando la adoptamos se encontraba en los brazos de una de las voluntarias del refugio, estaba aterrada, nos comentó que estuvo todo el día así, incluso una vez que la bajo al suelo, las otras dos perritas se fueron a su lado para hacerle compañía, en ese momento supe que sería mi amiga fiel.

La vi tan indefensa que me enamoré de ella, la llevamos a casa y tenía mucho miedo, aún tengo la primera foto que le sacamos y su cara refleja mucho susto, me imaginaba cuánto había sufrido. El primer día no comió nada y el segundo tampoco, estaba acostada en su camita todo el día.Ya con los días se fue relajando un poco, pero siempre con miedo.

 Nosotros trabajábamos todo el día y la dejábamos en la cocina,  por lo menos tenía una tranquilidad, ya que estaba solita y en paz. Ya en la noche le hacíamos cariño y le dábamos amor para que se acostumbrara a nosotros, pero continuaba con temor, tanto como para salir del departamento, caminar por el pasillo, subir al ascensor,  bajar las escaleras, aunque fuera un peldaño, esto significaba un suplicio para ella. Ni pensar en el ruido de la calle, o los autos, las personas, las bicicletas, todo le daba miedo, fue bastante complicado porque no sabíamos cómo manejar la situación, sólo nos quedaba tomarla  y abrazarla para que se sintiera más acogida.

“Me cuida, me da cariño, es como una hija”

Aunque las personas me crean loca, creo que la acogí como una hija. Siento que esperé tanto por ella, que cuando la vi sentí que me estuvo esperando todo ese día. Nuestra conexión fue muy fuerte. Me cuida, me da cariño, es como una hija. Después de unas ideas raras, me acordé que Florencia me gustaBA mucho, así que le puse el diminutivo “flo”, aunque ahora le decimos Flopi, Flofli, Floji, sin embargo, cuando la regañamos le llamamos por su nombre.

¿Cómo es la personalidad de tu perrita y cómo congenia con los integrantes de tu casa?

Flo es una copia mía: carácter fuerte, regalona, independiente, caprichosa, celosa y muy protectora. Cuando quiere se da con la gente y los otros perritos. Todos dicen que tiene mi personalidad. Con mi marido se lleva increíble, es el hombre de la casa y ella lo ama, le obedece más que a mí, ellos tienen una complicidad distinta a la que tenemos nosotras.

Viaje a España y nueva vida de Flo en el extranjero

Hoy estamos viviendo en Madrid, con ella por supuesto. Nos vinimos a estudiar un Master por un año y ahora ya nos queda poco para regresar a Chile. Ella se vino con nosotros porque es parte de nuestra pequeña familia, no existía la posibilidad de dejarla en Chile.

 ¿Cómo fue el proceso para llevarte a tu perrita a otro país?

Por temas personales, ella se volvió fundamental para mí durante los meses previos al viaje, entonces para traerla con nosotros tuvimos que hacer trámites tanto en la aerolínea como términos sanitarios. Es exportar un animal, por lo tanto hay que cumplir ciertos requisitos que el SAG te impone, de igual manera revisamos los requisitos para ingresarla a España.

En ese aspecto Doctor Pet de Pedro de Valdivia con José Domingo Cañas, en Ñuñoa, se portaron genial, porque nos ayudaron con todos los procedimientos que debíamos realizar. Los procedimientos no son complicados, aunque depende del país, sólo hay que estar pendiente de las fechas, para realizar los trámites dentro de los plazos. Al llegar a Madrid, no nos hicieron ningún problema, teníamos todos los documentos que pedían, así que fue súper rápido.

En Chile , existe un alto porcentaje de personas que prefieren comprar perros de raza . ¿qué opinas al respecto?

Mucho tiempo pensé en comprar un perro de raza, no tenía razón solo quería uno. Mi marido que es amante de los perros, y que siempre ha tenido perros quiltros, nunca me dejo y se lo agradezco, porque creo que el comprar fomenta el hecho de la reproducción forzada y los criaderos legales y clandestinos, en donde a las pobres perritas las tratan como “máquinas” de hacer cachorros. Eso también es un crimen porque al final ellas terminan tan mal que mueren, mientras los dueños se llenan los bolsillos. Dicen que los perros de raza tienen características puntuales y que por lo mismo tú puedes elegir al perro que más te acomode. Eso es discriminación, porque ¿y qué pasa con el que no cumple con lo que tú quieres? A parte que quienes compran perros de raza tienen el objetivo errado, porque les interesa el qué dirán porque tienes ese perro que costo x dinero o porque esa raza es la que les gusta porque su personalidad , entonces ¿esa es realmente la idea de tener una mascota? ¿Lucirse con ella como si fuera un bien?.

Por eso las personas creen tener el derecho y el poder de dañarlos, botarlos, abandonarlos, matarlos, porque aún son considerados “objeto”. Al adoptar a un animal, perro, gato, el que sea, debes tener la conciencia de que estás adoptando “una vida” que tiene derechos, como cualquier otro ser vivo, que merece ser querido, alimentado, protegido, abrigado. Para mí adoptar es como “dar a luz”: recibes una vida con sus características propias, que sólo depende de ti y del cariño que le darás. No es solo una mascota, es parte de tu familia, de tu vida, de tu entorno. Cada animal adoptado es un alma agradecida de por vida, ellos sienten igual como un niño, eres su héroe, y los héroes no hieren.

4m1g0f13l